Home Office: 15 consejos de alguien que lo ha hecho durante 22 años

Hacer home office no es tan sencillo como parece, pero si se trata de aconsejarte para mejorarlo, será mejor que escuches a alguien que ya lo hizo por 22 años.

13 de julio de 2020

Lo sabemos, el home office es excelente los primeros días, pero para los(as) que no estábamos acostumbrados(as) y al pasar el tiempo, todo se vuelve distinto y… más difícil. 

No obstante, todo es cuestión es de adaptación y, claro, de tomar en cuenta algunos tips y, qué mejor, si estos consejos vienen de una persona que lleva trabajando 22 años desde casa, tiempo en el que ha laborado en todos los cuartos de su hogar, se ha pasado de laptops a computadoras de escritorio, ha usado diferentes mesas, sillas, sillones y hasta camas, y ha trabajado sola y con niños rondando. Así que, después de todo esto ¡Seguro tiene varias cosas que decirnos! Y entre ellas, 15 consejos para trata de hacer un mejor home office.

 

home office

Unsplash | @tq_photos

 

1: Sé bueno(a) con tu espalda (y trasero)

El primer consejo para home office: Una silla realmente buena es una de las mejores cosas que podrás comprar. La de ella: una Herman Miller Mirra que, como verás, es bastante costosa, pero que también ha sobrevivido los intentos de 2 perros de masticarla, los intentos de 2 niños de destruirla y miles de horas de ella sentada por años. 

Es un hecho, vale la pena gastar en una buena silla de oficina si consideras cuántas horas pasarás sentado(a) en ella durante su vida útil. ¡Ah! Y claro, si de plano sale de tu presupuesto, también hay otras buenas opciones a precios más accesibles.

 

home office

TurboSquid

 

2: Trata de tener un espacio separado

A veces no es posible, pero ya sea que eres de los(as) afortunados(as) que pueden tener una habitación separada para trabajar en casa o si solamente puedes colocar un escritorio aparte, es muy importante mantener una área de trabajo separada. De esa manera, el trabajo no se desliza en el tiempo familiar o en el tiempo para ti, y viceversa.

 

home office

Unsplash | @benchaccounting

 

3: Protege tus pisos

Y hablando de sillas de oficina, las que tienen ruedas pueden llegar a dañar seriamente los pisos (especialmente si son laminados) y las alfombras; así que, consigue un protector o un tapete.

 

mujer sentada en el piso y recostada en el sofá usando laptop

 

4: Usa un buen escritorio 

Las mesas de comedor están bien para el trabajo extra o para una temporada, pero si vas a hacer turnos largos o si tu trabajo ya será haciendo home office por un buen rato, es realmente importante tener un escritorio, a fin de contar con suficiente espacio y tener todo en el lugar correcto.
Así mismo, es recomendable contar con una bandeja de teclado y un soporte de escritorio que coloque la parte superior de la pantalla de la laptop o computadora, aproximadamente, al nivel de los ojos; pues ambas cosas son de mucha ayuda.
 

home office

Unsplash | @beautyoftechnology

 

5: No hagas videollamadas delante de una ventana

Incluso las buenas webcams luchan con la luz directa y tienden a hacerte lucir horrible en las videoconferencias, así que aléjate de este tipo de ventanas cuando lo hagas.

home office

Unsplash| @dylanferreira

8: Actualiza tu Wi-Fi

A menos que tengas un servicio de banda ancha realmente bueno, una señal débil de Wi-Fi en el hogar puede ser un verdadero problema, por lo que la solución, probablemente, deba ser un mejor router. 

De hecho, los que vienen de origen con los proveedores de banda ancha, a menudo, son bastante malos, así que invertir en un router de buena calidad puede mejorar drásticamente tanto la velocidad como el alcance.

9: No trabajes todo el día

No estamos hechos para mirar la pantalla todo el día. Tómate descansos regulares para descansar los ojos y los brazos.

 

10: Compra un teclado y un mouse

Si usas una laptop para tu home office, tus manos y muñecas te agradecerán la compra de estas 2 cosas. 

 

home office

Unsplash | @carolineattwood

 

11: Invierte en unos buenos audífonos

Los audífonos de buena calidad pueden excluir al mundo exterior o simplemente darte una buena banda sonora a tu día de trabajo. De hecho, unos que sean Bluetooth e inalámbricos (como los modelos Bose) son excelentes y también los puedes usar después del home office.

 

home office

Unsplash | @ultralinx

12: Cómprate una Instant Pot o un Slow Cooker

No es estrictamente un consejo de trabajo, lo sé, pero es fácil terminar comiendo bocadillos o comida chatarra en lugar de comer de forma saludable cuando haces home office. Así que, un utensilio como una Instant Pot es ideal, pues no necesita ninguna atención; simplemente arrojas los ingredientes y dejas que haga lo suyo mientras tú haces lo tuyo.

 

home office

BBC Good Food

13. Mantente calientito(a) o fresca(o) 

No es un gran problema en los meses más cálidos, pero cuando el clima cambie, querrás estar calientito(a) todo el día. Así que, no calientes todo el piso o la casa si sólo eres tú y mejor coloca un calentador portátil debajo o al lado de tu espacio de trabajo. Te mantendrá cómodo(a) sin acumular masivas facturas. 

Por otro lado, y en época calurosa, un ventilador de buen tamaño en o cerca de tu escritorio también será imprescindible; sólo asegúrate que no sea tan ruidoso. O, mejor aún, compra un Dyson Pure Hot +Cool que resolverá ambos problemas.

 

Dyson Pure Humidify

14. Consigue una lámpara SAD o Wellness

Muchas personas sienten que sufren del trastorno afectivo estacional, especialmente, en los meses más fríos cuando no estamos recibiendo mucho sol. Así que tener una lámpara SAD o wellness en el costado del escritorio mientras haces home office te podría ayudar a mantener a raya la tristeza.

 

home office

Edison

15: Sal de tu pijama

Prepararte para el trabajo te ayuda a tener el estado de ánimo correcto cada mañana y también significa que obtienes menos miradas divertidas si aún estás en tu pijama a las 4 p.m.

 

home office

Unsplash | @priscilladupreez

 

Un mejor home office

Ahí tienes, 15 consejos que de verdad creemos pueden ayudarnos mucho en estas épocas de cambios. Y sí, tal vez no podamos hacer todos (a ella le llevó bastante tiempo), pero sí es posible empezar poco a poco y de lo más sencillo a lo más difícil para ir mejorando la situación.  Así que, no te desanimes y ¡un paso a la vez!

 

home office

Unsplash | @tspoonphoto

Síguenos en Instagram