Conocimos el nuevo I-Pace de Jaguar y estas son nuestras impresiones

4 de abril de 2019

Por fin tuvimos la oportunidad de probar uno de los vehículos más esperados e innovadores del 2019, así es, estamos hablando del I-Pace de Jaguar. Un SUV 100% eléctrico y de grandes características.

La marca nos invitó a una prueba de manejo que tuvo como destino la Ciudad de Puebla partiendo de la Ciudad de México, siendo más específicos, el primer punto de encuentro de nuestro recorrido fue en la Ex Hacienda de Chautla.

Uno de los grandes propósitos de esta ruta fue poner a prueba la autonomía que brinda este carro eléctrico, que es uno de los puntos más fuertes de la I-Pace.

Cuenta con una batería Ion-litio de 90 kW, ubicada entre los ejes para una distribución de peso ideal, capaz de recargarse al 80% en tan sólo 40 minutos con un cargador de 100kW, una autonomía de 480 km y una aceleración de 0 a 100 en 4.8 segundos, lo cual es impresionante en relación al tamaño del vehículo.

Antes de entrar a la Ex Hacienda era inevitable tener que pasar por un buen tramo de terracería y cualquier dueño de un vehículo de este precio (MXN 2,060,400) sudaría al tener que hacerlo. Pero obviamente el staff de Jaguar tenía todo bajo control.

Nos invitaron a probar el sistema de elevación de la suspensión el cual  cuenta con tres alturas distintas, nosotros lo pusimos en la opción más elevada para poder cruzar ese terreno.

A La hora de activar este modo en realidad puedes sentir como se eleva la carrocería para dejar libre el espacio entre las piedras y el suelo del carro. Sin duda la camioneta no tuvo ningún problema en completar la tarea y pudimos llegar son complicaciones.

Dejando atrás la Ex Hacienda Chautla nos dirigimos a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla a realizar unos ejercicios con Smart Cones, aquí pudimos poner a prueba el sistema eléctrico de tracción total (AWD) el cual cuenta con sensores que están al pendiente de los movimientos del conductor y la tracción disponible.

El ejercicio consistía en pasar por en medio de una serie de conos que se iban prendiendo aleatoriamente, así los pilotos teníamos que ir reaccionando a la ubicación de las luces y hacer movimientos bruscos para poder lograr el objetivo.

Es importante mencionar que a pesar de escuchar rechinidos en las llantas jamás nos sentimos en peligro de derrape descontrolado o cercanos a una colisión los que íbamos dentro del I-Pace.

Tecnología interior

La tecnología interna no se queda nada atrás con la innovación eléctrica que ofrece la SUV. Para empezar de izquierda a derecha nos encontramos con la pantalla interactiva del conductor que mide 12.3” y nos arroja información de navegación, multimedia, del teléfono y la batería que se va ahorrando gracias al frenado.

Arriba del volante nos encontramos con el “Head-Up-Display” proyectado en el parabrisas para no perder ni un solo segundo la vista al frente mientras manejamos.

El conductor puede elegir la información a proyectar, por ejemplo: Velocidad, instrucciones de navegación, multimedia e inclusive se puede programar para mostrar el nombre o número de llamadas entrantes a tu smartphone.

Siguiendo con la tecnología y transportándonos a la parte media del tablero, nos encontramos con el “Touch Pro Duo” y como su nombre lo dice, se trata de dos pantallas táctiles de 10 y 5 pulgadas, una arriba de la otra.

Este juego de pantallas ayuda a agilizar las tareas y funciones para las que están creadas. Durante el viaje podíamos ir configurando el sistema de navegación en la pantalla superior mientras elegíamos las canciones que deseábamos sin necesidad de quitar el mapa con la ruta trazada.

Sonido

Hablando de audio, siendo el I-Pace un vehículo de grandes dimensiones, era obvio que iba a necesitar grandes altavoces y creo que acertadamente incluyeron 11 bocinas Meridian de 380 vatios en la versión de serie y opcionalmente 15 altavoces de 825 vatios con rediodifusión de audio digital DAB.

También cuenta con Cabin Correction que adaptan el sonido a la acústica del SUV y la combinación de función Digital Dither Shaping y la tecnología Trifield hacen que en verdad sientas como si estuvieras  escuchando al artista en vivo dentro de tu camioneta.

Conectividad

Otra de las grandes innovaciones dentro de la tecnología infotainment es la conectividad y las facilidades que brindan los paneles frontales. El Control Táctil Ultrapreciso responde al tacto como si fuera un smartphone y a los movimientos que realizamos en uno, por ejemplo agrandar y hacer más chica una imagen.

También puedes configurar la pantalla de inicio con una gran variedad de funciones y navegar entre diferentes paneles con tan sólo deslizar el dedo hacia arriba o hacia abajo.

Una de las funciones de más utilidad que encontramos en cuanto a entretenimiento fue la opción de poder dar órdenes mediante la voz y elegir la estación que deseabas escuchar, por ejemplo.

Diseño

El diseño exterior es realmente deportivo con grandes líneas muy agresivas y un cofre altamente marcado cayendo en una parrilla “inteligente”, la he llamado yo, que se esconde automáticamente para dejar pasar el aíre y hacer más aerodinámico el diseño.

 Los faros leds cuentan con los distintivos graficos “J Blade” y opcionalmente puedes incluir la tecnología Matrix Led, la cual permite modificar el haz de luz de manera automática para no deslumbrar a los demás conductores.

En el interior encontramos asientos de piel deportivos para el piloto y el copiloto con unas alas que te abrazan de forma muy bien pensada y que, además, se ajustan al tipo de cuerpo de forma automática.

Los 5 asientos están muy bien distribuidos de forma que los dos asientos frontales están colocados un poco más adelante a lo que estamos acostumbrados para lograr una comodidad extra.

También cuenta con dos puertos USB a los costados de los controles medios frontales, otros más dentro del descansa brazos y otros tres más para los pasajeros. En combinación con la conectividad Wífi de 8 dispositivos no tuvimos problema alguno en poder cargar nuestros celular y navegar en las plataformas del auto.

Sin duda una de los grandes aciertos de Jaguar fue haber lanzado la I-Pace, modelo totalmente eléctrico y hacer una gran fusión con toda la tecnología que incluye para la seguridad, comodidad y conectividad dentro de uno de un SUV.