CES 2019: Ford presenta demos con tecnología C-V2X de Qualcomm

La tecnología, que utiliza el chipset 9150 C-V2X de Qualcomm, permite que los vehículos Ford escuchen y hablen con otros vehículos

9 de enero de 2019

Ford ha aprovechado CES 2019 para demostrar cómo su tecnología celular V2X (vehicle-to-everything) puede ser utilizada por los automóviles para decidir el paso en intersecciones de cuatro vías sin la ayuda de semáforos o señales de alto.

El fabricante de automóviles dijo que continuará utilizando los chipsets de Qualcomm para esta tecnología, y que Ford planea lanzar esta capacidad, que también cuenta con funciones de seguridad de vehículo a vehículo y de vehículo a peatón, incluido el envío de alertas a teléfonos inteligentes, en los automóviles a partir de 2022

La tecnología, que utiliza el chipset 9150 C-V2X de Qualcomm, permite que los vehículos Ford escuchen y hablen con otros vehículos, con la infraestructura de tráfico, incluidos los semáforos, y con personas que no están en condiciones de visibilidad directa

“En su esencia, el C-V2X es una tecnología inalámbrica que permite que vehículos, peatones y ciclistas con equipamiento similar se comuniquen”, dijo Don Butler, director ejecutivo de la Plataforma de Vehículos Conectados y Productos de Ford

“Un coche que está involucrado en un accidente puede transmitir su estado a los vehículos que se aproximan, avisándoles con anticipación de una situación potencialmente peligrosa. Incluso un peatón equipado con un teléfono móvil podría enviar una señal a los vehículos para comunicar su ubicación. 

“La comunicación con infraestructuras como los semáforos y las señales de tráfico, mientras tanto, significa que las ciudades tienen formas aún más fáciles de asegurar que los conductores obtengan la información que necesitan para moverse con mayor libertad y seguridad”. Esto sólo mejorará con las redes 5G entrantes, dijo Butler

“Con los planes para desplegar redes celulares 5G en marcha, el C-V2X también puede complementar las características incorporadas de los automóviles autónomos”, dijo. 

“Ya se están gastando miles de millones de dólares a medida que la industria celular construye la infraestructura para las redes 5G que permitirán las capacidades C-V2X; no hay razón para que nuestros vehículos no se aprovechen de ello si eso significa que podemos crear carreteras más seguras”. 

El C-V2X trabajará adicionalmente con tecnologías avanzadas de asistencia al conductor y seguridad, incluyendo el frenado automático de emergencia, lo que significa que los vehículos se detendrán automáticamente si las capacidades del C-V2X detectan riesgos potenciales y activan el sistema. 

Ford agregó que continúa trabajando junto con agencias gubernamentales, otros fabricantes de automóviles, operadores de carreteras y compañías de infraestructura en las regulaciones de V2X

Todos los modelos de Ford lanzados en los EE.UU. a finales de este año estarán equipados con conectividad celular convencional, lo que proporcionará más capacidades que las tecnologías V2X impulsadas por Wi-Fi. 

“Aunque estos vehículos serán totalmente capaces de funcionar sin el C-V2X, la tecnología podría ayudarles a crear mapas más completos del mundo que yace más allá de la vista del LIDAR, el radar y las cámaras. Incluso podrían obtener actualizaciones en tiempo real sobre las condiciones de las carreteras que afectan a sus rutas“, agregó Ford.